El Laboratorio clínico es el lugar donde los profesionales de laboratorio de diagnóstico clínico realizan análisis clínicos que contribuyen al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud de los pacientes y servir como una herramienta de apoyo al médico tratante.

Áreas de Servicio:

Donde los pacientes esperarán cómodamente a ser atendidos.
En este punto se obtienen las muestras para luego ser distribuidas a las diversas secciones del laboratorio.

Secciones de Laboratorio:

En este se efectúan diversas pruebas que se resumen para el objeto que persigue este estudio en tres: pruebas de coagulación, hemogramas y estudios de morfología sanguínea.
Aquí se realizan análisis que se clasifican de la siguiente forma:

  • Química sanguínea de rutina y especializada
  • Química de especializada de la orina
  • Determinación de reserva electrolítica y bióxido de carbono en la sangre
Las diversas labores que se realizan aquí pueden clasificarse en la siguiente forma:

  • Coproparasitología: Tiene por objeto investigar la presencia de parásitos en materias fecales.
  • Bacteriología: Consiste en examinar directa o indirectamente la presencia o actividad de organismos microscópicos en sangre, orina, materia fecal, jugo gástrico y exudados orgánicos, etc.
  • Inmunología: Realiza pruebas sobre los anticuerpos que revelan la presencia y actividad de microorganismos en el cuerpo humano, tales como los virus, bacterias y también se hacen estudios de pruebas hormonales.

 

Al ser parte de un hospital el Laboratorio cuenta con banco de sangre donde se mantiene reserva de los principales hemoderivados de los diferentes grupos sanguíneos poblacionales para cubrir las necesidades y emergencias que se presenten y así preservar la vida de los pacientes.