Ultrasonido de Seno

El ultrasonido es seguro y no doloroso, y produce imágenes del interior del organismo usando ondas de sonido. Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, involucran el uso de un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El transductor recoge los sonidos que rebotan y una computadora luego utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen. Las examinaciones por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (como se usa en los rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas.

El ultrasonido de seno produce una imagen de las estructuras internas del seno.

El ultrasonido Doppler consiste en una técnica especial de ultrasonido que le permite al médico ver y evaluar la circulación de la sangre a través de arterias y venas en el abdomen, brazos, piernas, cuello y/o cerebro (en infantes y en niños), o dentro de varios órganos del cuerpo tales como el hígado y los riñones.

Durante un examen por ultrasonido del seno el ecografista o el médico a cargo puede usar técnicas Doppler para evaluar el flujo sanguíneo o la falta de flujo en cualquier masa mamaria. En algunos casos, esto puede brindar información adicional sobre la causa de la masa.

volver arriba
Algunos de los usos comunes del procedimiento
• Determinar la Naturaleza de una Anormalidad en el Seno
El uso principal del ultrasonido de seno en la actualidad es ayudar a diagnosticar las anormalidades en el seno detectadas por un médico durante un examen físico (como un bulto o secreción del pezón sangrienta o espontánea y clara) y dar las características de anormalidades potenciales observadas en una mamografía.

Las imágenes por ultrasonido pueden ayudar a determinar si una anormalidad es sólida (puede ser un bulto de tejido no canceroso o un tumor canceroso), si está llena de fluido (como un quiste benigno) o si es a la vez quística y sólida. El ultrasonido también puede ayudar a mostrar características adicionales del área anormal.

El ultrasonido Doppler se utiliza para evaluar el suministro de sangre en las lesiones del seno.

• Exploración Complementaria de Cáncer de Seno
La mamografía es la única herramienta de exploración para el cáncer de seno conocida que reduce las muertes por cáncer de seno gracias a la detección temprana. Aun así, las mamografías no detectan todos los tipos de cáncer de seno. Algunas lesiones y anormalidades en el seno no son visibles o son difíciles de interpretar en las mamografías. En los senos densos, es decir los que tienen muchos ductos, glándulas, tejido fibroso y menos grasa, la observación de muchos tipos de cáncer mediante mamografía puede ser difícil.

Muchos estudios han demostrado que el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear (RMN) pueden ayudar a complementar la mamografía al detectar cánceres de seno que pueden no ser visibles mediante una mamografía. La RMN es más sensible que el ultrasonido en la detección del cáncer de seno, pero puede que no siempre esté al alcance de todas las mujeres. Si se realiza una exploración por RMN, entonces la exploración por ultrasonido no es necesaria, a pesar de que el ultrasonido puede ser utilizado para hacer una biopsia y para caracterizar las anormalidades observadas en la RMN. Cuando se utiliza el ultrasonido para la exploración, se visualizan muchas más anormalidades que podrían requerir una biopsia, de las que se visualizan con mamografía o con RMN. Estas anormalidades usualmente no son cáncer (falsos positivos), y esto limita su utilidad.

El ultrasonido puede ser recomendado como una herramienta de exploración para mujeres que:

presentan un alto riesgo de cáncer de seno y no pueden someterse a un examen por RMN
están embarazadas o no deberían ser expuestas a rayos X (necesarios para una mamografía)
• Biopsia de Seno Guiada por Ultrasonido
Cuando un examen por ultrasonido revela una anormalidad sospechosa en el seno, un médico puede optar por realizar unabiopsia guiada por ultrasonido. Dado que un ultrasonido ofrece imágenes en tiempo real, a menudo se usa para guiar los procedimientos de la biopsia. Por lo general se tendrá que realizar un examen por ultrasonido antes de la biopsia, para poder planear el procedimiento, y para determinar si se puede utilizar este tipo de biopsia.